jueves, 7 de febrero de 2008

Creo que te daré otra oportunidad Blog ingrato

Oda odiosa

Ódiame mente ódiame,
por odiarte mente,
te odio.

El odio piensa,
pienso que te odio.

Bien odiado; ¿tú me piensas?,
¡¿cómo podría pensar en odiarte?!,
podría amarte, quizás.

El odio odia, imagen perfecta,
el odio es:
tiempo – momento,
tiempo - idiotez,
tiempo – canción.

Melosamente te quiero odio,
como quiero a mi enemigo,
¡hey cristiano! podría llegar a odiarte.

¡Mis manos también odian!,
pero no piensas esas tontas,
y hacen tanto como lo que piensan.

Baila conmigo odio,
¿bailemos?,
que sangren mis pies bailando,
todo, todo por ti mi odio odiado.

Ya anochece mi odio,
bailé, te besé, te olvidé.